Páginas

sábado, 12 de mayo de 2018

1ro de MAYO de 2018


Consideramos oportuna la situación actual, para reproducir el comienzo de nuestra declaración del año 2016, cuando decíamos lo siguiente:
Recordando para reflexionar. Reflexionar para organizarnos. Organizarnos para luchar
Quice años atrás, Mayo de 2001, el ex Ministro de Economía del gobierno de Fernando De la Rúa y la Alianza ), Domingo Cavallo, anunciaba el "megacanje" (de la deuda externa), un nuevo plan de ajuste fiscal, la reanudación de negociaciones y préstamos del FMI para avanzar al plan de "Déficit cero". Por dicho "megacanje", el actual presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, está procesado y embargado por presunto delito económico. No sólo Sturzenegger fue parte del gobierno de De la Rúa sino que también muchos dirigentes del actual gobierno de Macri y, de los gobiernos anteriores de Nestor Kirchner y de  Cristina Fernández de Kichner. Una suerte de reciclaje de funcionarios. Un lavado de cara, algo de maquillaje y otra vez a cumplir su rol de chantajear a la clase trabajadora”
No es una novedad para nadie que el tremendo ajuste actual es producto de la decisión del gobierno nacional y del Pacto Fiscal, suscrito por el mismo y prácticamente todos los gobernadores provinciales, sean del color político que sean, al igual que la escandalosamente injusta Reforma Previsional aprobada, por todos ellos, en diciembre pasado, después de una brutal represión.
Ahora, vienen por la Reforma Laboral, para ser aprobada aunque sea en partes que la hagan mas digerible. Tres proyectos de ley ha presentado el gobierno nacional. Pero ya la están llevando a cabo, o intentando, mediante los “techos salariales“, cesantías y modificación de los Convenios Colectivos de Trabajo, gracias a la inocultable colaboración de las siempre corruptas y traidoras burocracias sindicales.
No obstante, las conducciones sindicales honestas, combativas, clasistas y democráticas, resisten y luchan. Sabiendo, que no pueden esperar solidaridad de la CGT, máxima expresión de las burocracias sindicales.
Hoy, en el cordón industrial del Gran Rosario, se está librando una batalla determinante entre los objetivos e intereses del capital, y sus expresiones políticas, sindicales y empresariales: Macri y su gobierno, la llamada “oposición” política dadora voluntaria de “gobernabilidad”, la burocracia sindical, y la multinacional “Cargill” como cabeza de lanza de las patronales en general y aceiteras en particular, por una parte, y el Sindicato rosarino y la Federación Nacional aceitera acompañados por sindicatos clasistas, democráticos, combativos, y todo el movimiento obrero y popular, solidario y consciente del carácter de la lucha, que va mucho más allá de los compañeros aceiteros por la reincorporación de los cesantes y la defensa del CCT, por la otra.
Así como en la actualidad el Ministerio de Trabajo de la Nación, con el inefable Triaca, hijo de Triaca, aun no validó a las autoridades legítimamente elegidas al frente de la Federación Aceitera, es dable recordar que el anterior Ministro de Trabajo Carlos Tomada, del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, también se negaba a validar el acuerdo salarial conquistado en paritarias por los trabajadores aceiteros, con la pretensión de poner techo a los salarios. Entonces, mayo de 2015, los y las trabajadoras aceiteras sostuvieron una heroica y triunfante lucha, al cabo de 21 días de paro nacional, movilizaciones y piquetes obreros, acompañados, como ahora, por la solidaridad de clase, y del movimiento popular en su conjunto.
Como siempre, las crisis que ellos generan, en su beneficio, pretenden que la paguemos. Quienes? Nosotras y nosotros, la clase trabajadora, las y los explotados/as, las y los marginadas/os, las y los pobres de toda pobreza de las ciudades y el campo.
Explotan día a día nuestro trabajo, nos “ajustan” para pagar con distintos planes y discursos. Nos achican los salarios cerrando nuestras paritarias por debajo del aumento del costo de vida (con la complicidad de las conducciones burocráticas en nuestros sindicatos), nos aplican un tarifazo desorbitante, transfiriendo millones a sus arcas, mientras han quitado retenciones e impuestos a la minería y a los cereales y,en estos días, además, con una gigantesca especulación financiera. Siempre nos ajustan a los/as trabajadores/as, con distintos discursos y planes.
En definitiva, nuestros gobiernos de turno, son sostenedores de un mismo sistema. Un sistema capitalista que bajo la dominación del capital financiero, sostiene un modelo de producción basado en la super-explotación de de la clase trabajadora, y simultáneamente de los recursos naturales. Desmontan bosques nativos, derriban cerros, expulsan campesinos y pueblos originarios, destruyen cualquier posibilidad de diversidad en el cultivo para desarrollar el mono cultivo de la soja con sus secuelas de envenenamiento, sequías e inundaciones y todo tipo de calamidades que hoy en día vemos y confirmamos.
Volviendo en el tiempo, sin pretensión de historiadores. Recordamos que 152 años atrás, el 1ro de Mayo de 1886, se declaraba la huelga general en EEUU, por las 8 horas de trabajo, ya que por aquella época la jornada de 10, 12 o 14 horas era obligatoria. La huelga paralizó 12.000 fábricas a lo largo de EEUU y se extendió por varios días con luchas callejeras y, por supuesto la represión policial de la burguesía.
Para el 4 de mayo ya todo Chicago estaba de huelga, con miles y miles de manifestantes. Represión policial brutal, terror,  salva tras salva de fuego contra la multitud. 7 agentes policiales mueren, la mayoría por sus propias balas. La clase dominante utilizó este incidente como pretexto para desatar su ofensiva en las calles, los tribunales y la prensa de la burguesía,  que ya entonces jugaba su papel. Llenaron las cárceles de huelguistas y revolucionarios. Entre ellos. George Engel, Samuel Fielden, Adolf Ficher, Luis Lingg, Michael Schwab, Albert Parson, Oscar Neebe y August Spíes, todos miembros de la Asociación Internacional del Pueblo Trabajador.
Mediante un juicio totalmente manipulado y acusados falsamente de un asesinato por un incidente con una bomba, todos fueron encontrados culpables y condenados a muerte, a excepción de Oscar Nebbe condenado a 15 años de prisión.
Desde entonces, conmemoramos, en todo el mundo, con actos, huelgas, luchas, alegrías, dolor, broncas... en fin, como podemos. Pero siempre desde la perspectiva de la clase trabajadora y en defensa de nuestros derechos y nuestros intereses.
Lamentable e irónicamente, en EEUU particularmente, pero también en Europa, en Nuestra América y en todo el mundo, las conquistas que supimos alcanzar están siendo revertidas por los gobiernos, las multinacionales y la burguesía en general como clase social. Ahora de manera más sutil, aunque no menos brutal, mediante el control ideológico y cultural. Con las burocracias sindicales sobornadas al mejor postor, cuando no directamente empresariales, traicionando los mandatos y las luchas de miles y miles de trabajadores y trabajadoras y de aquellos que desde 1886 conocemos como los "Mártires de Chicago"
Hoy, este 1ro de Mayo de 2018, rendimos homenaje a aquellos/as mártires, y a los y las miles de luchadoras y luchadores que en todo mundo resisten la explotación, la inmoralidad, la corrupción y todas y cada una de las injusticias propias e inherentes al sistema capitalista. Pero el mejor homenaje es continuar su lucha. Y en este día, aquí, en este acto frente a la planta de la multinacional de Cargil como parte de una batalla, que continuará, y deberemos multiplicar los esfuerzos para culminar la misma, con un triunfo que no será solo de los y las compañeras aceiteros/as, sino de toda la clase trabajadora.
Por
EL TRIUNFO DE LA LUCHA DE LAS TRABAJADORAS Y TRABAJADORES ACEITEROS/AS Y SU CONDUCCIÓN, ACOMPAÑADOS/AS DE LA SOLIDARIDAD DE CLASE
REINCORPORACIÓN DE LOS/AS TRABAJADORES/AS DESPEDIDOS/AS Y CESANTEADOS/AS EN TODO EL PAIS
SALARIO MÍNIMO VITAL Y MÓVIL SEGÚN PRECEPTO CONSTITUCIONAL HOY $ 35.000,00 PARA FAMILIA TIPO.
POR LA DEMOCRACIA SINDICAL. TERMINAR CON LAS BUROCRACIAS TRAIDORAS
NO AL TARIFAZO IMPAGABLE QUE SOLO BENEFICIA A LAS EMPRESAS Y AL GOBIERNO
NO PAGO DE LA DEUDA EXTERNA, ILEGAL, INMORAL, Y FRAUDULENTA
FUERA LA MEGAMINERÍA. BASTA DE SAQUEO Y MUERTE
NO AL MODELO DE MONOCULTIVO SOJERO Y LOS AGRONEGOCIOS
ORGANIZARNOS PARA LUCHAR - LUCHAR PARA ORGANIZARNOS
POR LA UNIDAD PARA CONSTRUIR UN GRAN MOVIMIENTO ANTIMPERIALISTA,
ANTICAPITALISTA, SOCIALISTA Y ANTIPATRIALCAL


SUBVERSIÓN

A 42 años del Golpe de Estado cívico- eclesiástico- militar gritamos “Los pueblos originarios exigen su NUNCA MAS”


(*)Rodolfo Walsh decía, en su Carta Abierta a la Junta Militar, escrita unos días antes de su secuestro, que “aún si mataran al último guerrillero, no haría más que empezar bajo nuevas formas, porque las causas que hace más de veinte años mueven la resistencia del pueblo argentino no estarán desaparecidas sino agravadas por el recuerdo del estrago causado y la revelación de las atrocidades cometidas”.
Hoy, 42 años después del Golpe de Estado cívico- eclesiástico- militar que secuestró, asesinó y torturó a miles de compañeros y compañeras, los estragos causados por la nefasta dictadura y las democracias que siguieron, se han transformado en una herencia pesada, que cobra vida en cada una de las injusticias cotidianas.
La complicidad de los gobiernos democráticos con el terrorismo de Estado muestran que la estructura institucional que ha sostenido a las fuerzas militares del “proceso” no han sido desmanteladas. La Obediencia Debida y el Punto Final, con Raúl Alfonsín, el Indulto de Carlos Saúl Menem y el estado de sitio de De La Rúa en 2001 muestran que, en dictadura o democracia, los mecanismos represivos en manos de las fuerzas son siempre funcionales a las necesidades del capital. Incluso la impunidad de Cristina Fernández de nombrar a César Milani (juzgado por la desaparición del soldado Ledo) como jefe de las Fuerzas Armadas, y la legitimación pública de la represión y asesinato, por parte del gobierno de Mauricio Macri, evidencia la necesidad constante de disciplinarnos.
La Justicia también sostiene este entramado. Juzga a cuentagotas a los viejos militares represores, ya caídos, y mira a un costado cuando hay que investigar a los exitosos empresarios de siempre, los hostigadores civiles de los crímenes de lesa humanidad, como Carlos Blaquier (dueño del Ingenio Ledesma) o Franco Macri; o a los responsables de una Iglesia Católica que se deshizo de los Padres Angelelli y Mujica.
Todavía hoy pagamos el estrago causado por una política económica que buscó desmembrar y disciplinar a la clase trabajadora.
Al día de hoy, son las mismas democracias las que han sostenido la estructura económica iniciada en la dictadura. Son esos empresarios criminales, incluyendo a nuestro actual presidente Macri, los beneficiados por una dictadura que estatizó sus deudas, en 1981, y que nadie investigó pero que Alfonsín, Menem, De La Rúa, Kirchner y Cristina Fernández aceptaron y pagaron hasta el cansancio, con el sudor de nuestro trabajo. Son esos mismos gobiernos que consolidaron el poder de los grandes capitales globalizados que dominan nuestras vidas. La concentración en grandes transnacionales, las millonarias ganancias ocultas del sistema financiero, la especulación inmobiliaria y la extracción de recursos naturales han sido sólo algunas de las formas en que la sangre de la clase trabajadora ha sido derramada durante la dictadura, y ha seguido cayendo en democracia. La burocracia sindical, lejana a los valores de justicia e igualdad de nuestras luchas en los 70s, es tambíén la responsable conviviente de un sistema capitalista que nos condena a salarios de miseria, a condiciones laborales cada vez más precarizadas -y legalizadas- y al crecimiento de la pobreza y la indigencia.
Es la consolidación de estas injusticias lo que alimenta el dolor de los hechos presentes.
Los secuestros de nuestras compañeras ayer se transforman en las desapariciones de nuestras mujeres hoy, en manos del femicidio y las redes de trata que las mismas fuerzas represivas alimentan.
La eliminación de una generación de jóvenes que creían en un mundo mejor para todos y todas, se plasma hoy en la desaparición de nuestros/as niños/as y jóvenes, en manos de la desidia, la pobreza, la droga y la indiferencia de las instituciones que lejos de cuidar, estigmatiza y criminaliza, busca culpar, juzgar, encerrar y matar sus sueños de una vida digna.
Las desapariciones de militantes se traducen hoy en las desapariciones de pibes y pibas en los barrios, víctimas del gatillo fácil. El silencio de los y las luchadores/as se transforma en judicialización de la protesta y persecusión laboral. La censura informativa y artística de los 70, hoy se consolida en el desguace de la educación pública, en el poder de los grandes medios de comunicación, en el constante asedio a quienes construyen la cultura popular, desde abajo.
Una vez más podemos ver que ¡el aparato represivo sigue intacto! Lo supo Julio Lopez, cuando lo desaparecieron por segunda vez. Lo supo Luciano Arruga, cuando se negó a delinquir para la maldita bonaerense. Lo saben los pueblos originarios que enfrentan las balas que se dirigen a ahogar su centenario reclamo por sus tierras ancestrales. Lo sabemos quienes día a día ponemos el cuerpo para construir un mundo diferente. Lo supieron Santiago Maldonado y Rafael Nahuel asesinados por entregar su lucha solidaria a un pueblo constantemente apaleado.
En una línea de continuidad entre los diferentes poderes del Estado (nacional y provincial), y sin importar el color político, se derriban las conquistas obtenidas por las históricas luchas de los organismos de derechos humanos y la clase trabajadora, reprimiendo y amedrentando, encerrando a los y las luchadores y luchadoras con causas inventadas, mientras que los genocidas que han cometido crímenes de lesa humanidadintentan ser beneficiados con la prisión domiciliaria, tal y como ocurrió con Miguel Etchecolatz, o se busca con Alfredo Astiz.
Este aparato represivo se disfraza ahora con ropas de democracia. Porque se ampara en leyes que aprueban los de arriba, para destruir a los de abajo. ¿O acaso no fue el Congreso de la Nación, llenándose la boca de pluralidad, quien votó en 2007 la Ley Antiterrorista o quien, en 2011, recrudeció las penas, dando un nuevo aval a esta ley que va en contra de la organización de la clase trabajadora en todas sus variables?
Porque no tenemos miedo, porque nos negamos a sufrir las diferentes formas de opresión que nos impone el sistema, 42 años después nos quieren ejemplificar y disciplinar a sangre y fuego.
Con esta antesala, más que nunca el NUNCA MAS se vuelve un signo de pregunta. Porque es evidente que los que escriben la historia hace siglos buscan aniquilar a nuestros pueblos ancestrales y poner sus territorios a producir para el mercado capitalista. Los Roca, los Alsina, los Martínez de Hoz de los comienzos de nuestro Estado nacional, hoy se llaman Benetton, Lewis, La Alumbrera.
La lucha por la dignidad y la devolución de los territorios extirpados a sangre y fuego a los pueblos originarios se contrapone a la violencia del despojo que atenta contra la naturaleza y nuestros lugares de vida, que militariza los territorios, y oculta y silencia a los asesinos.
Y la violencia de las armas se acompaña con la violencia de la palabra. Porque se busca estigmatizar la lucha de los pueblos originarios, creando “enemigos internos” e inventando “actividades terroristas” con el mero fin de judicializar y justificar la represión y asesinato de luchadores sociales.
Los poderes políticos violan cada uno de los protocolos de DDHH e ignoran sistemáticamente acuerdos internacionales, como el Convenio 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), que intentan devolver sólo un poco de lo que tanto se le ha quitado a los pueblos originarios: el reconocimiento de su preexistencia étnica y cultural y la recuperación de sus tierras.
El Estado argentino militariza los territorios estratégicos para las ganancias de unos pocos, en una nueva Campaña del Desierto, liberandolos para la masacre de quienes los habitan. El poder ningunea la historia de nuestro continente, negando y disminuyendo la existencia de nuestros pueblos originarios. Un ejemplo de ello, son las declaraciones de Mauricio Macri en la Conferencia de Davos, el mismo 25 de enero, en las que plantea que “en Sudamérica, todos somos descendientes de europeos”, o la constante reivindicación que años atrás ha hecho en sus declaraciones el ex Ministro de Educación, Esteban Bullrich, de la “conquista del desierto”, desconociendo la explícita masacre que ha sido el avance y la constitución del Estado Nacional sobre los múltiples y diversos pueblos que han ocupado el continente desde siglos.
Seguiremos llenando las calles, las rutas, las plazas, todxs hermanadxs en esta lucha para que los pueblos originarios recuperen sus tierras. Porque el grito por “Justicia y Castigo” se transforme en la realidad de nuestra construcción cotidiana. Porque alguna vez, nuestros/as hermanos/as puedan gritar finalmente NUNCA MAS. Porque no queremos más presxs por luchar, y tampoco queremos más genocidas en sus casas.

Continuaremos en las calles porque en esta lucha se juega la historia de los de abajo, se juega nuestro presente … pero también es la lucha por nuestro futuro.


SUBVERSIÓN

*Las fotos fueron sacadas en las actividades realizadas en la Universidad Nacional de Luján (radio abierta, muestra fotográfica de "LatidoAmericano" y "La madre tierra tiene memoria") y en el Club Rivadavía (cine debate con los compañeros y compañeras de Arandú) 

viernes, 4 de mayo de 2018

4 de Abril- Compañero Carlos Fuentealba ¡PRESENTE, AHORA Y SIEMPRE!

El 4 de Abril de 2007 las fuerzas policiales de la provincia de Neuquén, reprimieron una movilización y corte de ruta llevado a cabo por docentes de esta provincia, en la Ruta Nacional 22. Carlos Fuentealba es herido de muerte en este hecho tras recibir un disparo con arma de fuego a manos de José Darío Poblete, integrante del Grupo Especial de Operaciones Especiales (GEOP). Fuentealba muere un día después en el hospital provincial.

La orden de represión estuvo a cargo del gobernador y ex candidato a presidente Jorge Sobisch, del Movimiento Popular Neuquino. Las acciones de lucha por parte de los/as trabajadores/as de la educación, se daban en un marco de conflicto en torno al reclamo por mejoras salariales y de condiciones de trabajo, que llevaba adelante la Asociación de Trabajadores de la Educación de la Provincia de Neuquén (ATEN).
A 11 años de su asesinato continuamos su lucha por la educación pública, contra la precarización de los y las docentes, denunciando las nefastas condiciones de trabajo y estudio, y seguimos exigiendo justicia, ya que sólo fue juzgado y condenado el autor material, pero fueron encubiertos los autores intelectuales.

¡¡¡Maestras y maestros luchando también están enseñando!!!


SUBVERSIÓN

Paro internacional de mujeres, lesbianas, travas y trans




8 DE MARZO - DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA 


7 DE MARZO - DÍA DE LA VISIBILIDAD LÉSBICA





¿Por qué paramos las mujeres en todo el mundo?
Se viene el segundo paro internacional de mujeres, lesbianas, travas y trans al que adhieren mujeres en más de 54 países, y volvemos a tomar las calles. Las mujeres hacemos un paro a nuestra condición de explotadas en el sistema capitalista-patriarcal. En este 8 de marzo en Argentina salimos a luchar contra el ajuste que nos golpea el doble y el triple, contra la reforma previsional aprobada, contra la reforma laboral que quieren legislar, contra los despidos ¡porque somos las más despedidas!, contra la desigualdad salarial a igual tarea.
Las diferentes formas de violencias machistas (verbal, económica, simbólica, psicológica, social, sexual) legitiman esa condición, por eso paramos. Nuestros cuerpos siguen siendo territorio de conquista. La cultura machista y capitalista nos convierte en mercancías, propiedad de y al servicio de otros, sin poder decidir sobre nuestras vidas, nuestros cuerpos ni nuestros territorios.
Somos las desaparecidas en democracia, nos secuestran las redes de trata en connivencia con la policía y el amparo del Estado para explotarnos sexualmente. No podemos decidir sobre nuestros cuerpos, la maternidad o la crianza. Se nos presenta la maternidad obligatoria como único plan de vida, no importa en qué condiciones. Se nos relega a la esfera de lo doméstico y se nos obliga a proveer servicios como la organización del hogar, el cuidado a los hombres e hijos/as y las tareas domésticas, que para el capitalismo son esenciales para la reproducción de la vida y el funcionamiento del engranaje del sistema, sin reconocer eso como un trabajo y por eso no se paga. Además debemos salir a vender nuestra fuerza de trabajo para subsistir. A esto se le suman las miles de mujeres pobres que mueren por abortos clandestinos: la “pena de muerte” que nos persigue por querer tener la libertad de elegir ser madres o no, y la forma de hacerlo. Somos las que sufrimos la violencia obstétrica, ya que, por ejemplo, no se cumple la ley de parto respetado. Somos las que, en el campo, sufrimos los mal llamados “abortos espontáneos” a causa de las fumigaciones con agrotóxicos, producto del agronegocio. ¡Y ningún/a sojero/a va preso/a!
Las mujeres, lesbianas, travestis y trans somos el blanco de femicidios y travesticidios, violencia de género, violaciones y abusos, desigualdad salarial, acoso sexual laboral, acoso callejero y lesbo-odio.

¿Por qué el 8 de marzo?
El 8 de marzo se reivindica a la mujer trabajadora. En 1921 la Conferencia de las Mujeres Comunistas aprueba, en la 3ª Internacional, la conmemoración del Día Internacional Comunista de las Mujeres que queda oficialmente establecido el 8 de marzo, sin más cambios hasta la actualidad. La ONU en 1972 declara el 8 de marzo como el día internacional de los derechos de las mujeres, tomando el incendio de la fábrica con las 149 mujeres adentro, para negar el carácter comunista del día, y para alimentar el morbo de la quema de mujeres. Lo que no puede ocultar la fecha, es el carácter clasista de la misma.

¿Por qué paramos en Argentina?
El ajuste lo pagamos doble las mujeres. La reforma previsional que aprobó el gobierno nacional a base de represión, junto con el apoyo de los/as gobernadores/as en diciembre de 2017, recortó de forma directa derechos de las mujeres. Anuló la moratoria que permitía jubilarse a las personas que no habían realizado los aportes suficientes. El 86% de las personas que accedieron a esa moratoria fueron mujeres. La falta de aportes de las mujeres obedece a que somos la que realizamos las tareas domésticas no remuneradas. También somos las que trabajamos en casas de familia, el sector de mayor nivel de informalidad y peor salario. En este rubro el empleo precario informal llega al 76%. Se calcula que el 20% de las mujeres con empleo son trabajadoras en casas de familia.
La reforma previsional recortó la asignación universal por hijo. El 99% de quienes reciben la AUH son mujeres. Redujo el incremento que se va a recibir de las jubilaciones. El 62% del total de los jubilados son mujeres.
Además de ser explotadas en nuestras casas, desarrollando un trabajo no reconocido al que se lo considera natural y exclusivo de las mujeres, también somos explotadas en nuestros trabajos. Percibimos 27% menos salario que los varones por el sólo hecho de ser mujeres y, en el caso de los trabajos informales y de bajo nivel de instrucción, esta desigualdad aumenta. Esto da cuenta del carácter femenino de la pobreza, donde el 70% de las mujeres en el mundo somos pobres, y en Argentina el 10% de los hogares están a cargo de una sola mujer. Realizamos los trabajos más precarizados e informales, sufrimos acoso sexual laboral, somos discriminadas a la hora de acceder a un trabajo si somos madres y nos cuesta mucho más llegar a puestos jerárquicos.
Somos discriminadas por ser lesbianas, travestis y trans, es decir, por tener una identidad que no cabe en los roles sociales impuestos: hombre/mujer, hetero-patriarcal; negándonos la posibilidad de acceder a condiciones laborales dignas. Solo el 1% consigue empleo formal. Esto les obliga a prostituirse para poder sobrevivir la esclavitud sexual que deben soportar condena a que su expectativa de vida no supere los 35/40 años.
Todo esto es parte de diferentes políticas de Estado, más allá de los gobiernos de turno. El paro que no convocan las burocracias sindicales lo hacemos las mujeres, travas, trans, porque nuestra estrategia es no rendirnos nunca. Porque vamos a conquistar todos los derechos que nos faltan. Porque como feministas revolucionarias entendemos que nuestro enemigo es el capitalismo y el patriarcado que nos explota como trabajadoras y nos oprime como mujeres.

¿Qué sería de esta sociedad si dejáramos de ocuparnos de todo esto?
Imaginemos un día de paro, donde cientos de millones de mujeres en todo el mundo dejan sus tareas cotidianas y se encuentran en la calle, se organizan, luchan, empiezan a pensar y construir nuevas formas de vida.
Basta pensar si es posible mantener la reproducción económica y social si las mujeres nos oponemos al rol que se nos ha asignado socialmente, para entender lo importante que es este paro de mujeres y lo importante de construir las condiciones para que el 8 de marzo no sea un punto de llegada si no un punto de partida. Convencidas de que otro mundo es posible y de que luchar contra las violencias hacia las mujeres es un proceso que comienza por reconquistar nuestro poder y rechazar las imposiciones, ¡nosotras paramos!
Las mujeres luchamos por nuestros puestos de trabajo cuando nos despiden, luchamos por el aborto legal, seguro y gratuito, por los derechos de las lesbianas y las diferentes identidades de género, por más presupuesto para asistencia a víctimas de violencia de género, violaciones y abusos y por las que ya no están.
Para que el patriarcado y el capitalismo no nos oprima, no nos persiga y no nos mate, este 8 de marzo las organizaciones abajo firmantes, paramos y nos movilizamos

¡Si nuestra vida no vale, produzcan sin nosatras!
¡No a feminización de la pobreza!
¡Que el capitalismo y el patriarcado caigan juntos!
¡Ni una menos, vivas y libres nos queremos!


Frente Universitario de Luján y Espacio de Lucha Territorial Río Bravo
SUBVERSION
Lista Estudiantil 115 + Estudiantes Independientes
Manada Ecofeminista La Tierra que nos Pario
Mujeres en Lucha Estrella Roja
Las Floras Libertarias
Ángela Presente, Movimiento de Resistencia Popular

sábado, 3 de febrero de 2018

¡Buen viaje, Armando!¡Seguiremos con tu lucha!

Desde Subversión queremos rendirle un profundo homenaje y reconocimiento al Compañero Armando Jaime dada su entrega, compromiso y militancia Revolucionaria durante toda su vida.
Desde su juventud maestro de escuela, obrero textil y reconocido activista sindical. Organizó Unidades Básicas de lucha, miembro de "Comando 17 de Octubre" ligado a los Uturuncos, organizador de la primera guerrilla Peronista, llevando profundos debates políticos al ceno del Peronismo Revolucionario.
Fue fundador del Movimiento Revolucionario Peronista (MRP) y luego del Frente Revolucionario Peronista (FRP) y la formación del Ejército de Liberación del Norte, luego Nacional, brazo armado del FRP que, desarrolló la guerrilla rural en Tucumán, Salta y Formosa.
Con un componente importante de formación peronista, abraza al Marxismo luchando hasta sus últimos días por una sociedad sin explotadores y explotados contra el capitalismo, el imperialismo, por la organización de clase de los explotados y el triunfo del socialismo a nivel internacional.
Partícipe activo del Frente Antiimperialista por el Socialismo (FAS) junto con Agustín Tosco, siempre bregó por la independencia de clase de los trabajadores y por la unidad de las Organizaciones Revolucionarias
Por su ferviente lucha tuvo que exiliarse que continuará la misma desde el exilio. A partir de su regreso 1984, desde Salta continuará su militancia política desde el Movimiento Obrero Campesino Estudiantil y Popular (MOCEP) hasta la actualidad. Su premisa básica: "UNIDAD DE LAS ORGANIZACIONES POPULARES Y REVOLUCIONARIAS".

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE COMPAÑERO ARMANDO!!!


viernes, 2 de febrero de 2018

Sin verdad NO hay JUSTICIA


El 25 de Noviembre de 2017, las fuerzas de Prefectura avanzaron sobre el territorio de Lago Mascardi, Bariloche, a balas y palos. Allí, la comunidad Lafken Winkul Mapu, desde el jueves 23 de ese mes, venía sufriendo el hostigamiento y resistiendo a las amenazas de desalojo y violencia de las fuerzas represivas que buscaban expulsarlos de sus territorios ancestrales. Fue en ese avance indiscriminado que Rafael Nahuel fue acribillado por la espalda. El saldo de esta represión fue, además, la detención, incomunicación y tortura de dos jóvenes de la comunidad y la presencia de múltiples mujeres y niñxs heridos.

Este no era el primer hecho al que nos enfrentábamos en el largo raid represivo en el que el Estado Argentino buscaba hacerse de los territorios originarios. Ya el 1ro de Agosto, la Gendarmería. había entrado en el Pu Lof Cushamen en Resistencia, en Río Negro, y terminamos reclamando en las calles por la aparición con vida de Santiago Maldonado.
Dos hechos, una misma historia. La historia que desde hace siglos busca aniquilar a nuestros pueblos ancestrales y poner sus territorios a producir para el mercado capitalista. Los Roca, los Alsina, los Martínez de Hoz de los comienzos de nuestro Estado nacional, hoy se llaman Benetton, Lewis, La Alumbrera.
Dos hechos, una misma lucha. La lucha por la dignidad y la devolución de esos territorios que les fueron extirpados a sangre y fuego a sus pobladores originarios.
Dos hechos, un mismo resultado. La desaparición de luchadores sociales que no tuvieron miedo de pelear por sus ideas. La represión y la violencia del despojo.
Este último 25 de enero salimos a las calles nuevamente a dos meses del asesinato de Rafael Nahuel en manos de las fuerzas del Estado Argentino. Salimos a denunciar porque jamás se investigó a la prefectura que entró a bala de plomo y con armamento de guerra (tal y como lo muestran las múltiples vainas de bala que se encontraron y registraron en los expedientes de rastrillajes posteriores), fusilando a Rafael. En cambio, el gobierno ha ocultado y silenciado las investigaciones de estos asesinatos, y ha avanzado en el proceso de militarización de los territorios originarios que buscan ser recuperados. Junto con esto, ha premiado a las fuerzas represivas con ascensos, como en el caso del principal imputado en el asesinato de Santiago Maldonado (Emmanuel Echazú), en una flagrante burla a quienes exigimos la resolución de estos casos, y continúa persiguiendo a testigos y abogados con el fin de amedrentar sus declaraciones.
Desde el Estado se busca estigmatizar la lucha de los pueblos originarios, generando irrisorios documentos ministeriales que buscan crear un enemigo interno (a la manera de terroríficos procesos históricos como el de la Doctrina Monroe y el terrorismo de Estado de los `70) y que inventan “actividades terroristas” con el mero fin de judicializar y justificar la represión y asesinato de luchadores sociales.
Además, los poderes políticos han violado cada uno de los protocolos de DDHH y han ignorado sistemáticamente acuerdos internacionales, como el Convenio 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), e incluso el artículo 75, inciso 17, de la Constitución Nacional, que exige el reconocimiento de la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas, procurando “garantizar el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural; reconocer la personería Jurídica de sus comunidades, y la posesión y propiedad comunitarias de las tierras que tradicionalmente ocupan; y regular la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo (…) Asegurar su participación en la gestión referida a sus recursos naturales y a los demás intereses que los afecten”.
Además, la prórroga de la ley 26160 que prohíbe el desalojo de las tierras que ocupan los pueblos originarios, se vuelve letra muerta cuando vemos que aquellos territorios que resultan estratégicos para las ganancias de unos pocos son territorio liberado para la masacre de quienes los habitan.
Finalmente, y sin más, se ha ninguneado la historia de nuestro continente, negando y disminuyendo la existencia de nuestros pueblos originarios. Un ejemplo de ello, son las declaraciones de Mauricio Macri en la Conferencia de Davos, el mismo 25 de enero, en las que plantea que “en Sudamérica, todos somos descendientes de europeos”, o la constante reivindicación que años atrás ha hecho en sus declaraciones el ex Ministro de Educación, Esteban Bullrich, de la “conquista del desierto”, desconociendo la explícita masacre que ha sido el avance y la constitución del Estado Nacional sobre los múltiples y diversos pueblos que han ocupado el continente desde siglos.
Así, en una línea de continuidad entre los diferentes poderes del Estado (nacional y provincial), y sin importar el color político, se derriban las conquistas obtenidas por las históricas luchas de los organismos de derechos humanos y la clase trabajadora, reprimiendo y amedrentando, encerrando a los y las luchadores y luchadoras con causas inventadas, mientras que los genocidas que han cometido crímenes de lesa humanidad son beneficiados con la prisión domiciliaria, como el represor Miguel Etchecolatz.
Como hemos dicho infinidad de veces, campesinas/os, trabajadoras/os, pobladoras/os originarias/os somos los sujetos de la represión... porque somos los/las sujetxs de la transformación. Nos quieren ejemplificar a sangre y fuego PORQUE NO TENEMOS MIEDO.
Seguiremos llenando las calles, las rutas, las plazas, todxs hermanadxs en esta lucha para que los pueblos originarios recuperen sus tierras. Porque el grito por “Justicia y Castigo” se transforme en la realidad de nuestra construcción cotidiana. Porque no queremos más presxs por luchar, y tampoco queremos más genocidas en sus casas.
Continuaremos en las calles porque en esta lucha se juega la historia de los de abajo, se juega nuestro presente ... pero también es la lucha por nuestro futuro.

¡Basta de criminalizar a luchadorxs sociales!
¡Basta del uso de las fuerzas represivas para reprimir a la clase trabajadora!
¡Basta represión estatal!
¡Castigo y Juicio a los culpables por el asesinato de Rafael Nahuel y de Santiago Maldonado!
¡Restitución YA de las tierras a los pueblos originarios!
¡Libertad inmediata a Facundo Jones Huala!
¡Fuera Bennetton, Lewis, Barrick Gold y Monsanto/Bayer de nuestras tierras!

Organización Político Social SUBVERSION



martes, 16 de enero de 2018

BASTA DE AGROTÓXICOS EN LOS ALIMENTOS

ACCION ANTE EL SENASA POR LA PROHIBICIÓN DEL DICLORVOS - 16 de Enero de 2018


Esta entrada es un resumen del documento original. Se puede ver el documento completo y las organizaciones que lo apoyan haciendo click sobre el subrayado.

El 4 de enero de 2018, el SENASA abrió una Consulta Pública (Nro 309) para un proyecto de Resolución por la prohibición de los agrotóxicos DICLORVÓS y TRICLORFON en la Argentina (http://minilink.es/3ol0). Ambos productos son utilizados en el proceso post cosecha de granos (almacenamiento y transporte), aunque el DICLORVÓS fue hallado también en muestras de Trigo, Maíz, Girasol, Arroz, Espinaca y Acelga en los Mercados de Abasto, Central, de La Plata y General Pueyrredón, según lo informó el mismo SENASA, en el mes de Marzo de 2017, ante el requerimiento de información pública.
El Diclorvós es un agrotóxico (insecticida) que inhibe las enzimas esenciales del sistema nervioso humano. La exposición crónica a los mismos afecta gravemente a la salud. Por estas mismas afectaciones, anteriormente, el SENASA prohibió la importación, comercialización y uso (en la versión jardín) en todo el territorio argentino, de los agrotóxicos metamidofós y metil Azinfos (http://minilink.es/3okz), y el uso total del Diazinón y Malatión (http://minilink.es/3oky).
La prohibición proyectada por el SENASA del DICLORVOS y TRICLORFON, solo refiere a su uso en el proceso post-cosecha de los granos, pero nada dice respecto al uso en el resto de los cultivos, frutas, verduras y hortalizas. Es más, la prohibición hace referencia a sólo estos productos (mas el Diazinón y Malatión), sin considerar el resto de los agrotóxicos que poseen el mismo efecto sobre el sistema nervioso.
En este sentido, la política de seguridad e inocuidad alimentaria del SENASA es una política a cuenta gotas, que en verdad, atenta contra la salud pública, y representa una conducta delictual. Pues, si la autoridad pública considera que un agrotóxico que posee la capacidad para afectar seriamente el sistema nervioso humano debe ser prohibido, todos los que posean idéntica capacidad, deberían seguir el mismo destino.
Al mismo tiempo, el SENASA persiste en mantener una tabla de límites máximos de residuos (LMR) de agrotóxicos en alimentos que va en sintonía con el Codex Alimentarius, protocolo internacional que responde al Acuerdo de Aplicación de Medidas Sanitarias y “Fitosanitarias” (MSF), de la Organización Mundial del Comercio, organismo internacional gobernado por las grandes corporaciones alimenticias globales y que está en las antípodas de la defensa de la salud pública (http://minilink.es/3okw).
La Unión Europea ha prohibido totalmente la presencia de residuos del DICLORVOS en los alimentos, al tomar conciencia de las implicancias de estos agrotóxicos en los alimentos. En cambio, el SENASA sólo se preocupa por los valores de DICLORVOS y TRICORFON que pueden tener el Maíz, el Trigo o la Soja que se exporta a Europa, en razón de no afectar el comercio exterior. Sin embargo, no toma medidas respecto a la carga química que poseen las frutas, hortalizas y verduras que consumen a diario millones de personas en la Argentina.
A esta política de prohibición “selectiva” que beneficia el negocio de las grandes transnacionales productoras de agrotóxicos, se suma la lógica perversa de que la autorización de estos productos se realiza a partir de estudios y trabajos presentados por esas mismas empresas interesadas en su comercialización, a través de protocolos inadecuados. En efecto, empresas como Monsanto, Bayer, Dow Chemical, Basf y Dupont, sólo han realizado estudios de efectos crónicos a 90 días en ratas, cuando la ciencia digna, abstraída de intereses comerciales, ha demostrado que las conclusiones de esos estudios son muy endebles al no comprender el ciclo total de vida (o al menos la mitad) de los animales cuyo promedio de vida es de 24 meses. Los estudios e investigaciones científicas que se han realizado a largo plazo sobre los agrotóxicos están demostrando claramente los efectos crónicos y carcinegenéticos que tienen sobre la salud humana.
Estas preocupaciones y reclamos quedaron plasmados en el reporte realizado por las Relatorías Especiales del Derecho de Alimentación Adecuada y de Derechos Humanos y Sustancias y Desechos Químicos de la ONU, en el mes de Marzo de 2017, ante el 34 ° Periodo de Sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (http://minilink.es/3oks). En él las Relatorías plantean que “la implementación del derecho a la alimentación y salud adecuada necesita medidas que eliminen los pesticidas. Hemos llegado a un punto de inflexión en la agriculturas, el modelo agroindustrial es altamente problemático. El método más eficaz para reducir a largo plazo, la exposición de la población a los agrotóxicos, es tomar distancia de la agricultura industrial.”
Estos dichos fueron ratificados en Julio de 2017, por la Relatoría Especial sobre las Implicaciones para los Derechos Humanos de la Gestión y Eliminación Ecológicamente Racionales de las Sustancias y los Desechos Peligrosos de la ONU, avalando lo que las organizaciones que suscriben denuncuan desde hace años en Argentina. “ A pesar de las pruebas sobre los efectos y los riesgos, ha habido casos en que los procedimientos de algunos Estados han permitido a intereses privados utilizar las incertidumbres científicas como base para demorar la adopción de medidas destinadas a reducir los riesgos. Esto ha dado lugar a retrasos extremos, algunos de hasta decenios, en la traducción de las pruebas sobre los peligros y riesgos en medidas necesarias para proteger a los trabajadores, los niños y otros grupos en situación de alto riesgo. Se trata de una explotación lamentable de la incertidumbre científica por los intereses privados. Siempre habrá incertidumbre científica. Varios Estados han adoptado el principio de precaución para ayudar a garantizar la adopción de medidas a pesar de esas incertidumbres60. Este principio es esencial para la realización progresiva de numerosos derechos humanos afectados por las sustancias y los desechos peligrosos” (http://minilink.es/3ol1).
Por todo esto exigimos,
-La implementación efectiva e inmediata del principio de precaución que nos lleva a la necesidad de actuar, a fin de despejar o no, de inmediato, las serias dudas sobre la inocuidad de los alimentos con residuos de agrotóxicos, y proceder en consecuencia.
-Que el SENASA garantice su actuación como Autoridad Competente (resolución 590/1999- http://minilink.es/3oku), realizando Análisis de Riesgo de los mal llamados “fitosanitarios”, a los efectos de su reclasificación, suspensión o prohibición, basándose en evidencias significativas de riesgo, que impliquen la generación de efectos oncogénico, genético hereditario, teratogénico, fetotóxico, reproductivo, o un efecto crónico o tóxico demorado.
-Que además de la prohibición total del DICLORVOS y el TRIFORCON, el SENASA ordene de inmediato un proceso de reválida de todos los agrotóxicos autorizados en Argentina, obligando a todas las empresas a presentar estudios a largo plazo que acrediten la inocuidad alimentaria de los mismos. Es más, siguiendo las recomendaciones del reporte de la Relatorías Especiales del Derecho a la Alimentación Adecuada y Derechos Humanos y Desechos Químicos de la ONU, y contemplando el principio precautorio, hasta tanto eso no ocurra deberían ser suspendidos sus usos en el sistema agroalimentario, si se aplicara la ley estrictamente.
-Que ese proceso de reválida debe tener como premisa esencial, que todo agrotóxico que haya sido declarado por la IARC (Agencia de Investigación del Cáncer de la OMS) como posible o probable cancerígeno, no debería ser revalidado para su uso agroalimentario. También deberían correr la misma suerte, aquellos cuyo mecanismo de acción sea inhibir las colinesterasas o que haya evidencias que tienen efectos genotóxicos.
-Que la resolución que fija los valores límite máximo de residuos de agrotóxicos (934/2010), SENASA, sea homologada a la resolución de la Unión Europea (EC 396/2005) avanzando en los principios plasmados en la Ley General de Ambiente (N°25.675) de universalidad y progresividad jurídica.
Invitamos a todas las personas, espacios, colectivos, asambleas, organizaciones sociales, ambientales, gremiales, políticas y autoconvocados a participar de la Consulta Pública del SENASA (culmina el Jueves 18 de Enero a las 17 horas), enviando la solicitud de prohibición del DICLORVOS al correo que dicho ente dispuso para la consulta pública: consultapublica309@senasa.gob.ar, con el Asunto: CONSULTA PUBLICA 309 - PROHIBICIÓN DEL DICLORVOS
En este link, http://naturalezadederechos.org/diclorvos1.htm se encuentra a disposición un texto base, para copiar y pegar en el cuerpo del mail que debe enviarse al SENASA. Recomendamos enviar con copia oculta al siguiente correo: diclorvos1@naturalezadederechos.org. Así se tiene un control del número de presentaciones y se previene ante cualquier maniobra del SENASA.